Entre viñedos y pueblos medievales alemanes

La zona de Stuttgart es poco turística, pero la verdad es que tiene rincones preciosos que te dejan con la boca abierta.
A 12 km de Stuttgart se encuentra el pueblo de Uhlbach. Es un pueblecito pequeño, con casas típicas y rodeado de viñedos que ascienden la montaña. Hay una ruta de enoturismo la cual te deja probar diferentes tipos de vino.
Viñedos
El paseo es muy agradable y solitario, se rodean los viñedos mientras se sube la montaña, hasta llegar a una capilla/mausoleo llamado Grabkapelle Würtemberg (los nombres para mi son imposibles...).
Las vistas desde allí son fantásticas, y se obtiene una perspectiva de Stuttgart y de los alrededores.

Mausoleo de Würtemberg
En la capilla están enterrados los reyes De Würtemberg, Guillermo I y Catalina Pávlovna, y Maria Friederike, la hija de ambos. Se construyó sobre el castillo el 1820 tras la muerte de la reina, y hoy en día es todo un símbolo de la región.
Para entrar dentro hay que pagar, pero en mi opinión es totalmente prescindible ya que la capilla es muy pequeña y se ve desde la puerta.

Entrada al mausoleo/capilla
Luego fui a Esslingen. Esta al lado de Uhlbach, y a 16km del centro de Stuttgart.
Su casco antiguo es totalmente medieval y no hay rincón que no puedas dejar de admirar. Cada casa es de un color, pero entre todas guardan una armonía que lo hace ideal. La plaza del ayuntamiento es preciosa.
Una de las calles de Esslingen
Hay que pasearse por el centro sin dejarse ni una calle por recorrer, las cuales son todas peatonales.
Imprescindible subir las escaleras interminables para llegar al castillo des de dónde hay unas vistas impresionantes, y también visitar el interior de las iglesias.

Vistas desde el castillo
Si teneis tiempo, vale mucho la pena visitarlo  e incluso tomarse un cafe en una de las terrazas, o una cerveza en el Biergarten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario