Frühlingsfest Stuttgart

Tras unos días de ausencia (lo siento!) en los que he estado haciendo una de las cosas que más me gustan en el mundo, viajar, vuelvo para contar una de las festividades más importantes de Stuttgart (Alemania).
Se trata del Frühlingsfest, o festival de la primavera para nosotros. Y la verdad es que es alucinante. Es similar al famoso Oktoberfest de Munich, pero sin tantas aglomeraciones. Suele empezar a mediados de Abril y dura hasta principios de mayo.
El recinto esta lleno de atracciones gigantes, más parecidas a las de un parque de atracciones que a las de una feria. Eso si: subirse a una atracción cuesta 5€ por persona.

Casa encantada
Es toda una experiencia. Yo me subí a la atracción de los troncos y acabé completamente mojada. Me encantó. Y imaginad lo grande que era que en la bajada hasta te hacen una foto para que luego puedas comprar.
Todo el mundo va vestido con el dirnld, un traje típico alemán de ésta región, que antiguamente llevaban los campesinos.

Trajes regionales
El traje del hombre es sencillo; camisa que generalmente suele ser de cuadros, el pantalón o peto de cuero y calcetines altos.
El de mujer consiste en un vestido con corsé y un delantal.
CUIDADO! Más tarde me contaron que el lazo del delantal simboliza el estado civil de la persona: si está atado detrás, significa que la mujer está viuda, al lado derecho, que está casada, y al izquierdo que está soltera.

A parte de las atracciones, en el recinto hay inmensas carpas con mesas largas de punta a punta, dónde se sirven cervezas de un litro y comida regional.
La fiesta dura desde las 11 de la mañana hasta las 11 de la noche. Se toca música en directo en todo momento y  la gente se sube encima de los bancos a bailar sin parar y a brindar con sus cervezas.

Bailando cómo locos
La verdad que si se puede, es imprescindible ir alguna vez en la vida a una fiesta de este estilo ya que es tan distinto a lo que conocemos por fiesta que te deja alucinado. Yo estuve un rato con la boca abierta y mirando a todos lados. Sin duda, volveré

1 comentario:

  1. Habra que programar un viaje en octubre, aunque solo sea por verte otra vez con el traje tradicional

    ResponderEliminar