Schwangau + Füssen

En el pueblo dónde se encuentra el castillo de Neuschwanstein, al cual le dediqué un post hace unos días, también se puede visitar el castillo de Hohenschwangau.
La visita tiene el precio de 12€ y vale mucho la pena. Las estancias son sorprendentes y el castillo está finalizado, lo que hace que se pueda observar hasta el último detalle.

Castillo Hohenshwangau
Éste perteneció a Maximiliano II de Baviera, padre de Luis II. Cuando en 1864 Maximiliano murió, el trono de Baviera pasó a Luís II y éste se quedó con las estancias de su fallecido padre. Desde allí podía observar la construcción de Neuschwanstein, su propio castillo. El estilo de los dos castillos, evocando épocas antiguas son muy parecidos, por lo que podemos determinar que las influencias de la admiración por los cisnes y la época del medievo venían de familia.

Entrada principal al castillo
Los alrededores del pueblo son muy verdes con lagos en los que se puede pasear en barquito. Ideal para relajarse.

A 4km se encuentra Füssen. Cuidad de paso, es un pueblecito pequeño con mucho encanto. Las calles del centro son peatonales y cada casa tiene su encanto.

Centro de Füssen
Al pie de una colina estan la iglesia y el castillo. En éste último es muy curioso fijarse en la fachada. Los ventanales parecen que sobresalen, pero tan solo es un efecto óptico.

Hohes Schloss (castillo)
En Füssen pasé una noche en el City Apart Hotel Füssen. Lo recomiendo 100%. El precio por habitación doble es de 80€ y las instalaciones son muy nuevas y está totalmente céntrico.

En definitiva, me quedo con muchas ganas de seguir visitando Baviera, porque es una zona preciosa, pero en mi mente ya están rondando los próximos recorridos...jejeje

No hay comentarios:

Publicar un comentario