Paseando por Ciudad del Cabo

El centro de Ciudad del Cabo es pequeño y en un día se puede visitar todo.
Nosotras salimos muy pronto del hotel y cogimos un taxi que nos dejó en Grand Parade, nuestro punto de partida.
Lo primeros comentarios que oí al decir a mis familiares y amigos que me iba de vacaciones a Cape Town fue que era una ciudad totalmente insegura y que al ser dos chicas las que íbamos que ni se nos ocurriera ir solas por el peligro. Si que es verdad que al oscurecer te recomiendan desplazarse en taxi puerta a puerta pero durante el día yo no sentí ningún tipo de peligro; lo único que me pasó así cómo anécdota es que un hombre me tocó la cintura en medio de la calle mientras estaba distraída y evidentemente me asusté un poco.

En fin, en Grand Parade hay dos puntos de interés importantes: el ayuntamiento y el castillo de Buena Esperanza. Éste último al estar en obras no se podía entrar pero por fuera lo vimos cómo una fortificación defensiva, similar al castillo de Montjuic de Barcelona.

Ayuntamiento de Cape Town
Imprescindible visitar el museo del Distrito Seis dónde se explica la demolición de un barrio durante el apartheid, el sistema de separación racial que se instauró en la década de los 50  hasta 1994.
Para mi es alucinante que hasta no hace tanto el racismo radical hacia las personas de color fuera totalmente aceptado.
Detalle de pancarta racista

También son bonitos los Company Gardens, llenos de ardillas súper graciosas que te trepan por el cuerpo sin miedo alguno, la Grote Kerk, el mercado de las flores y lo más bonito de todo para mi: pasear por Long Street, una de las calles principales y comerciales, dónde el regateo en las tiendas de souvenirs es casi obligatorio.

Casa colonial en Long Street
Muy cercano a Long Street está el barrio de Bo-Kaap. Actualmente es el barrio musulmán, aunque se está poniendo de moda entre los bohemios. Está lleno de mezquitas y lo que hace que este barrio sea tan especial y de lo más fotografiado es que todas sus casitas son de colorines. Las calles más espectaculares y por lo tanto, obligatorias de paso son Wale Street y Ciapini Street.
Barrio Bo-Kaap con sus casitas de colores
Por último vimos el Waterfront. Es una zona muy comercial, llena de tiendas, centros comerciales y restaurantes. Está e el puerto. Desde allí las vistas a Table Mountain son muy bonitas y hay una noria para obtener vistas panorámicas de la ciudad. Después de las que obtuve el primer día, decidí que no hacía falta subir, pero es muy bonita.
Waterfront
CURIOSIDAD!
En el canal Divinity daban un programa sobre pasteles y salía una pastelería de Ciudad del Cabo llamada Charlie's bakery. Evidentemente nosotras la fuimos a visitar. Está en Canterbury Street y hacen unos muffins i pasteles espectaculares, aunque algo empalagosos.

Súper desayuno en Charlie's

No hay comentarios:

Publicar un comentario