Swakopmund, el pueblo alemán

Una vez visitado una minúscula parte del desierto del Namib, nos dirijimos hacia Swakopmund, una ciudad colonial alemana que en 1892 fue un puerto comercial muy importante, pero que hoy en día es una zona de vacaciones cuyos habitantes son en mayoría alemanes.
Aún y así tiene un importante interés cultural que yo no pude disfrutarlo porque sólo estuve de paso. Por lo que evidentemente, lo tengo apuntadisimo para volver. jejeje

De camino a esta ciudad desde el desierto del Namib, se pasan por dos puntos importantes:

- Tropico de Capricornio: hay que hacer parada obligatória en el cartel, para la foto típica, en pleno desierto.
Estando en el Tropico de Capricornio
- Solitaire: otra parada que para mi es imprescindible. Se trata de un área de servicio en la qual dicen que tienen la mejor tarta de manzana de toda África. Yo la prové y está muy buena.
A parte, tiene a su alrededor coches antiguos abandonados que a pesar de que están puestos allí para los turistas, a mi me volvieron loca y no pude dejar de hacerles fotos.
Todo tipo de coches en Solitaire
Hudson antiguo
Llegamos a Swakopmund de noche y nos alojamos en un hotel que en su momento (1901) fue un hospital militar alemán, cuya estructura se conserva igual. Su nombre es Princess Rupprecht House. A pesar de que es gracioso estar en un antiguo hospital, a mi me pareció un lugar muy básico tirando a cutre por lo que no lo recomiendo.

Hotel militar
La mañana siguiente dimos una vuelta por el pueblo, para visitar algunos de los monumentos más importantes cómo el malecón, el faro, la iglesia evangélica alemana y sus calles principales.

Faro histórico
Desde aquí fue nuestro punto de partida hacia la costa de los esqueletos, un lugar que cómo no, también me enamoró. Os lo cuento próximamente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario