Montserrat

Me gusta vivir en Cataluña porque lo tiene todo: mar, ríos, montaña... Y por lo tanto un sinfín de actividades para todos los gustos.
La montaña de Montserrat está situada a cincuenta km de Barcelona y se la considera una de las más emblemáticas de la península.
La formación rocosa es muy curiosa, haciendo como pequeños montoncitos a los que siempre se les encuentra formas relacionadas con animales sobretodo y muchas de ellas tienen leyendas muy conocidas.

Vistas de la montaña con sus montículos

Allí se encuentra el monasterio de Montserrat. Fundado en 1025, es toda una referencia religiosa para muchos peregrinos, ya que allí se encontró en una cueva a "la Moreneta", una estatua de una virgen única cuya piel es de color negro. En el monasterio viven unos cien monjes benedictinos.
Dicen las leyendas que el timbalero del Bruc ahuyentó a las tropas napoleónicas tocando su tambor y aprovechando el eco de las montañas para que pareciera que miles de soldados catalanes esperaban a los franceses para que no invadieran ni el monasterio ni la montaña, pero la verdad es que en esas guerras el monasterio fue quemado más de una vez.

Conjunto del monasterio de Montserrat

En la basílica se puede escuchar cantar a la escolanía, uno de los coros de niños más antiguos de Europa.
Desde el monasterio parten muchas rutas tanto largas como cortas y para todos los niveles para poder disfrutar de la naturaleza. del paisaje y de las magníficas vistas.
Hoy recojo las dos que creo que son de las más conocidas:
  • Pic de Sant Jeroni
En este paseo de unas dos - tres horas se asciende hasta el punto más alto de la montaña, a 1236 metros. El camino es sencillo.

Vistas desde el pico

Desde el monasterio hay que subirse al funicular de Sant Joan y superar así un desnivel de casi mil metros (también se puede hacer andando). El camino está en todo momento indicado y se van pasando diversos miradores. Arriba del todo, si el día está despejado, se puede llegar a ver las Islas Baleares.

Vista panorámica. El día que yo subí estaba tan cubierto de nubes que parecía que estuviera encima de ellas. El tramo final hasta el pico tiene unas escaleras.

  • Camino de la Santa Cueva
Cuenta la leyenda que fue en la Santa Cueva donde encontraron la estatua de la Virgen Moreneta el año 880. El obispo de Manresa pidió que se la trajeran, pero a medida que la Virgen se alejaba de la montaña se hacía más pesada y al final nadie pudo transportarla, por lo que se quedó allí.

La Moreneta

El camino hacia la capilla es muy corto y accesible, excavado en la montaña, A lo largo del recorrido te vas encontrando con esculturas con motivos religiosos.

Escultura biblica

Para acceder hay que coger el funicular de la Santa Cueva y una vez abajo seguir el camino de la derecha que durante todo el camino está muy bien indicado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario