La Modelo. Una cárcel con mucha historia

Situada en el centro de Barcelona, la cárcel de la Modelo fue inaugurada el 9 de junio de 1904 y cerró sus puertas el pasado 8 de junio. Ahora vuelve a permanecer abierta dos días a la semana (viernes y sábado) de manera gratuita para que todo el mundo pueda conocer sus 113 años de historia.

Interior de una de las galerías

El circuito empieza pasando por las esclusas. Hay un total de tres y te colocan inmediatamente en situación, pues hasta que no se cierra la trasera, no se abre la otra, y empiezas a sentirte encerrado y sin escapatoria en aquel espacio.
El centro de control es un panóptico. De forma circular, desde el puesto central se podían vigilar las seis galerías en las que se dividía a los reclusos.

Desde la torre central, se podían controlar las seis galerías que conforman la cárcel

En cada galería había un tipo de perfil, basado en la criminalidad y comportamiento del preso. Por ejemplo, en la galería número 4 estaban los reincidentes, la sexta era destinada a internamientos de larga estancia no violentos, en la primera estaban los que entraban por primera vez a la cárcel, etc.
Paseando por las galerías (son tres las que se pueden visitar), te puedes hacer una idea de cómo era el día a día de los internos.

Vistas de las celdas actuales. La reja es de forma circular hacia adentro para evitar que los presos pudieran golpear a los vigilantes.

En las celdas se pueden ver las literas. Inicialmente cada celda se construyó para dar cabida a un único preso, pero hubo momentos de "overbooking" en los que se instalaron hasta 8 presos en una misma celda. No me imagino como debían caber, ya que son realmente pequeñas. Actualmente solo había uno o dos presos por celda.

Peluquería de una de las galerias

Cada galería funcionaba de manera autónoma, por la que todas contaban con comedor, peluquería y biblioteca. Aún se pueden leer las notas informativas, por lo que realmente es muy auténtico.
En la quinta galería hay una exposición en la que cada celda muestra un recluso y un momento histórico del centro penitenciario:
  • Encontramos celdas de presos políticos durante las dictaduras de Primo de Rivera y franquistas, como es el caso de Lluis Companys.
Este es el aspecto que tenían las celdas inicialmente

  • La celda de A.R. La Gilda, un camarero de 24 años detenido en 1955 por ser homosexual, y al que se le aplicaron diversas terapias.
La homosexualidad era penada y considerada un desequilibrio mental. Para los homosexuales, la vida en la cárcel era doblemente dura.

  • También podemos ver el lugar donde pasó sus últimos días Salvador Puig Antich, un joven anarquista condenado a muerte por un tiroteo en el que resultó muerto un policía. En el lugar donde ahora se ubicaba el servicio de paquetería, fue ejecutado a garrote vil, siendo la última persona del estado condenado y ejecutado a morir de esta agónica forma.
  • Por último, también se pueden ver diversos motines que hubo en la cárcel, protagonizados algunos por Juan José Moreno Cuenca, alias "el Vaquilla". Entró por primera vez a la Modelo con 13 años y desde entonces no dejó de ser reincidente, liderando motines y intentando varios intentos de fuga.
Estado de las celdas tras uno de los motines. Es una recreación verídica.

Finalmente se puede visitar el patio, cubierto por una red, para evitar que desde el exterior se les pudiera lanzar cualquier cosa.

Uno de los patios de la cárcel

El locutorio también se puede ver. Los presos tenían derecho a dos visitas de 20 minutos a la semana.

En este reducido espacio los reclusos hablaban con sus familiares. Imaginarse el ruido, los lloros, estremecen.

En definitiva, creo que es muy recomendable visitar la Modelo, y poder ver la realidad de las cárceles de hoy en día, ya que no siempre es como cuentan las películas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario