5 Iglesias de Roma que no puedes perderte

Durante la visita en Roma creo que entré en más de 50 iglesias. No hay ninguna que me disgustara, y debo decir que todas son una auténtica joya de arte y cada una es especial. Aunque a veces reconozco que uno puede acabar saturado.
He querido elaborar una pequeña lista con las 5 iglesias o basílicas que por algún motivo fueron las que más me gustaron ya sea por su arquitectura, sus reliquias, su tesoro o su historia. Ahí va:

  • Basílica Santa María Maggiore
Situada en una de las colinas de Roma, su campanario de 75 metros es el más alto de la ciudad. El conjunto forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1990. Su posición está exactamente en el perfil dibujado en el suelo por la nieve que cayó en agosto del año 358, hecho considerado milagroso y que se conmemora cada año dejando caer pétalos blancos desde el techo de la iglesia cada 5 de agosto.

Exterior de la Basílica

En cuanto al arte que alberga, son espectaculares sus mosaicos bajo el porche y su techo artesonado. Es de estilo barroco y en el atrio podemos encontrar la estatua del rey español Felipe IV , benefactor de la iglesia. De hecho, la corona española sigue ayudando a esta basílica a renovarse, contribuyendo por ejemplo, en enero del 2018 con la nueva iluminación.
La entrada es gratuita.

Techo artesonado
Uno de los muchos mosaicos dorados que encontramos en su interior

  • Basílica San Giovanni in Laterano
Durante mil años fue la iglesia más importante de la cristiandad, y aún hoy sigue siendo la catedral oficial de Roma. 
En la fachada encontramos15 estatuas de siete metros de altura "controlando" el lugar. El interior sorprende por sus paredes de mármol y suelos de mosaico, separando las cinco diferentes naves con doce columnas, una para cada apóstol.

Con su fachada de mármol blanco, obliga a hacer una parada antes de entrar para admirarla

Antes de que la sede se trasladara al Vaticano, ésta basílica fue la residencia papal (del 313 hasta el 1309).
Para llegar a la entrada hay que pasar por un espacio ajardinado, hecho que le da mucha más grandeza.
La entrada es gratuita.

El gran pasillo central, separa con columnas y las estatuas de los doce apóstoles las diferentes naves.

  • Santuario della Scala Sancta 
En esta iglesia hay una escalera de mármol del s I cubierta el año 1723 con madera de nogal para evitar su desgaste, supuestamente la subió Jesús al palacio de Poncio Pilato donde fue juzgado y condenado a muerte en crucifixión.
Fue traída de Jerusalén a Roma el año 326 por Santa Elena.

La Escalera santa siempre está llena de peregrinos. Aún se puede ver mármol entre la madera.

A pesar del recubrimiento, hay espacios de vidrio donde a parte del mármol real de la escalera, dicen los más creyentes que aún se ve la sangre de Jesús. 
Estos 28 peldaños se han convertido en un lugar de peregrinación y sólo se puede subir por ellos de rodillas. Al lado hay una escalera de uso normal para acceder a la capilla superior.
En 1980 fue declarada Patrimonio de la Humanidad y está considerado el lugar más santo de toda Roma.
La entrada es gratuita.
  • Convento de los Capuchinos
Este convento, que pasa desapercibido a la gran masa de turistas, esconde en su cripta un cementerio macabro.
Entre el 1528 y el 1870, los monjes capuchinos que residían en el convento utilizaron los huesos de más de 4000 hermanos fallecidos para crear estas seis capillas "artísticas" en las que se pretende demostrar que el cuerpo es tan solo el recipiente del alma.

Algunos esqueletos van con el hábito de los monjes y simulan estar descansando

Todo (lámparas, marcos, escudos, asientos....) está hecho con huesos humanos, incluso hay esqueletos enteros ataviados de monje.
En la entrada un cartel nos recuerda  "Aquello que vosotros sois, nosotros éramos; aquello que nosotros somos, vosotros seréis". La intención no es otra que recordar la muerte, todos pasaremos por allí, dice su lema.

Cada cripta está decorada de manera diferente, pero todo con huesos humanos

Sorprendente para mi, desagradable para las personas sensibles, creo que es una visita que hay que hacer y que me recuerda mucho al Osario de Sedlec, en Praga.
La entrada son 8€.
  • Basílica Santa María in Trastevere
Construida en el siglo III, dicen que es la iglesia más antigua dedicada a la Virgen María. 
Las columnas del interior fueron cogidas de las Termas de Carcalla. Una vez más, la decoración con mosaicos resalta en toda la iglesia. En ellos el autor Pietro Cavallini nos relata seis historias de la vida de María.

En el mosaico central de la fachada se ve a la Virgen María en el centro y diversas mujeres con candiles que representan la virginidad (los blancos) y la viudedad (los negros)
Interior de la iglesia. Igual que en Santa María Maggiore, aquí también resaltan los mosaicos

En la nave lateral derecha hay una pequeña exposición donde se pueden ver elementos de tortura usados supuestamente contra diversos mártires.
La entrada es gratuita.
Su ubicación, en el corazón del barrio del Trastevere no puede ser mejor. Sus calles adoquinadas y sus casas color ocre le dan un toque bucólico en el que da gusto pasear y perderse en sus callejuelas.
Es el barrio más auténtico y en el que si se sube la cercana colina de Giancolo, se obtienen unas increíbles vistas de la ciudad.

El Trastevere es uno de los barrios más auténticos y bohemios de la ciudad


Preciosas vistas al atardecer desde lo alto de la colina

Se puede parar a tomar algo en el Bar Alembic, con una atmosfera vintage, tomarse algo allí es como regresar al pasado.

Descubrir estos bares originales donde tomarse un capuchino (o algo más fuerte) es toda una gozada

No hay comentarios:

Publicar un comentario