(sobre) VIVIR LAS VEGAS

Planes interesantes para vivir a tope la ciudad del pecado y llevarse un buen sabor de boca.

1. Pasear por Freemont Street

En pleno centro de la ciudad, éstas cinco manzanas llenas de casinos de época fueron en su momento el centro moderno de Las Vegas. De hecho fue en ésta calle donde en 1931 se obtuvo una de las primeras licencias para el casino, exactamente el Northern Club.

En Freemont Street, los neones se sobreponen unos a otros
Cada día al anochecer (y hasta la madrugada) hacen un espectáculo increíble de luces multimedia en el techo.
Además aquí encontramos una gran cantidad de tiendas y restaurantes, muchísimo más económicos que en el Strip.


El estilo de los casinos nos trasladan a épocas anteriores
Por cierto, sabíais que aquí se grabó el videoclip de U2 "I still haven't found what I'm looking for" (dejo el enlace aquí)

Un jovencito Bono cantando en medio de Freemont Street

2. Comer una buena hamburguesa en el Heart Attack Grill

En la entrada una báscula te pesa; y esque si tu peso es superior a 350 libras (156 kg), comes gratis.
Tienen el récord Guinness de servir la hamburguesa más calórica del mundo y una gran particularidad: si no te acabas tu comida serás azotado en público. Y no unos golpecitos simbólicos, no!! Te dan con todas sus fuerzas mientras estás con el culo en pompa, un tortazo por cada piso de hamburguesa que no te has comido. Debo confesar que en mi vida había comido con tanta tensión!
(si no os creéis lo que os cuento podéis mirar aquí)

Para entrar al restaurante hay que pesarse previamente
Cada hamburguesa de media libra va acompañada de 5 tiras de bacon, queso, chili, cebolla y tomate, y puedes pedir hasta 8 pisos. Yo pedí una doble y casi muero. Eso sí: me la acabé enterita (morir antes de que me pegaran...jeje).

El tamaño máximo de las hamburguesas tiene el récord Guiness en calorias

El tema del restaurante es como si estuvieras en el hospital. Las camareras van vestidas de enfermeras "guarrillas", los chicos de doctores, y el personal de la cocina como si fueran cirujanos. Para entrar te ponen una bata de hospital como si fueras un enfermo (ideal por si te manchas).

Momento azote con una pala de madera. Que miedo!!

Para mi fue una de las cosas más divertidas que hice en Las Vegas. Eso sí, siempre y cuando pidas con medidas.

3. Ver un espectáculo

Cada día cientos de espectaculos son ofrecidos en Las Vegas. Hay de todo tipo: teatro, conciertos, circo, shows eróticos, mágia...
Los precios de las entradas varian, y hay stands coloados por la Strip que oferecen los tickets a precios muy asequibles.
Yo tenía claro que quería ver alguno del Circo del Sol y fuí a ver KA en el hotel MGM. Solo diré una cosa: increíble.

KA cuenta la historia de dos niños gemelos de la realeza que tienen que huir por separado tras ser invadido su hogar. Durante la función podemos ver todas las aventuras para volver a reunirse y vencer a los arqueros

Es escenario es gigante (y pensar que está dentro de un hotel lo hace más alucinante) y la puesta en escena espectacular. Lo recomiendo.

Parte del escenario


4. Hacerse una foto en el Cartel de Bienvenida

Si hay una foto divertida y mítica que hay que hacerse en la ciudad del pecado es sin duda el cartel que te dá la bienvenida a Las Vegas.

El cartel más fotografiado de la ciudad y más comprado como souvenir

Lo encontrareis en el 52005 de Las Vegas Blvd y hay un pequeño parking donde dejar el coche.
Súper recomendable ir a primerisima hora de la mañana o a última de la tarde, ya que se forman largas colas.
El diseño del letrero fue creado en 1959 por Betty Willis. No tiene copyright, ya que fue un regalo a la ciudad, por lo que es de dominio público.

5. Conocer los origenes de Las Vegas

A 105km de la ciudad se encuentra el Nevada Test Site. Entre 1951 y 1992 se realizaron en éste lugar detonaciones de bombas atómicas y nucleares. Desde Las Vegas se podían ver las explosiones y se convirtió en un atractivo turístico. Años más tarde se ha demostrado que ésto ha producido graves problemas de salud en los espectadores.

Las detonaciones se anunciaban en los medios para que la gente se acercara a verlo

En el lugar de las detonaciones hay un cráter gigante y cuentan que en la primera explosión el flash se pudo ver hasta en San Francisco.
El museo de pruebas atómicas es el testigo de todo eso, y se pueden ver los folletos y calendaros promocionando el "turismo atómico".

En el museo también encontramos ejemplos de misiles que se lanzaban

El precio de la entrada es de 22$.

6. Ir de compras

Centros comerciales, outlets... Las Vegas tiene una gran cantidad de lugares donde el consumo es obligatorio. Mires donde mires los escaparates te llaman la atención. Hay dos lugares que a mi personalmente me encantaron:
  • M&M store: Es un gran mítico, y con sus tres plantas puedes encontrar el merchandaising que quieras y todas las variedades posibles de éstos caramelos de cacahuete cubiertos de chocolate.
  • Coca Cola Store: A parte de encontrar también todo el merchandaising posible (incluso el de nuestra infancia), se pueden probar todas las variedades existentes en el mercado de ésta famosa bebida , como la Coca Cola de manzana o de sandía. Así de paso, uno se sienta un poco después de tanto tute...
Una gran botella de vidrio es la fachada exterior de la tienda de Coca Cola

No hay comentarios:

Publicar un comentario