El Hospital del Tórax

Situado muy cerca de la ciudad de Terrassa (Barcelona) en un altiplano donde las condiciones ambientales eran muy favorables (300 días de sol al año, sin humedad...) se decidió contruir éste hospital que fue inaugurado en 1952 por el dictador Francisco Franco.

Exterior del hospital con el jardín en medio, conocido como "la jungla"

En un principio estaba destinado a curar y albergar a las personas con tuberculosis y otras afecciones pulmonares aunque posteriormente se llegó a hospitalizar a gente con todo tipo de problemas de salud, e incluso enfermos psiquiatricos.

Los largos pasillos comunican todas las alas. Las puertas de la izquierda son las taquillas personales de los enfermos

El edificio está considerado monumento nacional por el tipo de arquitectura neoclasica colosal, llamada también fascista y que fue copiada de los hospitales alemanes de la época.
Había cabida para hospitalizar a 1500 enfermos, repartidos en habitaciones de seis, cuatro o dos camas y alguna individual. Todas tenían salida a la terraza para hacer terapia de sol.

Cada planta tenía su terraza soleada y desde aquí saltaban algunos suicidas

La duración mínima del ingreso para un tuberculoso solía ser de 18 meses, aunque algunos pacientes creaban resistencias a la medicación y su estancia se alargaba mucho más.
Para pasar las horas en el hospital, los enfermos disponian de biblioteca, capilla, barberia, un jardín para dar paseos, un enorme cine de 500 butacas y hasta un economato donde se podia comprar entre otras muchas cosas, tabaco y alcohol.

Aún quedan camas abandonadas en algunas habitaciones. Ésta particularmente era de seis personas

En 1973 las monjas abandonaron el sanatorio, por lo que la atención sanitaria se deterioró considerablemente. No había enfermeras ni personal para atender a tantos enfermos.
El aislamiento y las duras condiciones causaban estados de desesperación y psicosis en los ingresados que hizo que éste lugar tuviera la tasa de suicidios más alta de Europa.

Algunos lugares parecen sacados de escenas de peliculas de terror. Todos los enfermos comían en comedores comunes.

Los enfermos se solian tirar desde la novena planta, aunque tambien lo hicieron en el cine o en las propias habitaciones. Hubo una semana especialmente trágica en la que se llegaron a registrar 21 suicidios.
En 1997 el hospital se cerró, aunque no fue hasta 2006 que la actividad cesó copletamente, ya que los enfermos psiquiátricos más graves continuaron siendo tratados allí.

Duchas? Lugsres donde aplicar terapias? Os dejo con la intriga para cuando hagais la visita...

Es por eso que todos aquellos que se colaban en el hospital una vez abandonado, oían ruidos. Se creó una fama de que en el lugar había fantasmas. De hecho, hasta el equipo del famoso programa televisivo Cuarto Milenio fue a estudiar los hechos paranormales in situ, y os dejo aquí el enlace por si lo queréis ver.
Nada es cierto de momento, ya que no se ha podido demostrar.

En el cine, con sus infinitas filas de butacas, se hacían varias sesiones para que todos los enfermos pudieran ver la pelicula de la semana

Actualmente el hospital forma parte del Parque Audiovisual de Catalunya. Aquí se han grabado una gran cantidad de películas de terror como REC, Un Monstruo Viene a Verme o MUSA entre otras.
En la entrada del hospital pueden verse parte de los decorados usados y durante la ruta se explican curiosidades de los rodajes.

Los decorados no se suelen retirar, por lo que muchos se quedan en el hospital


GoBcn es la empresa que organiza ésta ruta que es 100% recomendable y que a parte de conocer un lugar histórico, te adentra en el mundo del cine.

https://gobcnrutas.com/parc-audiovisual-y-hospital-torax/
No dudéis en hacer ésta increíble visita!

No hay comentarios:

Publicar un comentario